Cartera de dividendos

En tiempos de remuneración ínfima o incluso negativa  el ahorrador se plantea posibilidades para poder sacar partido a sus depósitos. Y claro, parece una quimera obtener un rédito sin asumir ciertos riesgos.

Fuente: Ei (Estrategias de Inversión)

El Euribor, índice de referencia en donde las entidades financieras europeas suelen fijarse para limitar sus precios y diferenciales, lleva años en caída libre. En Occidente, los europeos no acostumbrados a ver tipos tan bajos o negativos, proclamaban que sería algo circunstancial, cuestión de tiempo. A la vista está que no es así, y teniendo como ejemplo el país nipón (Japón lleva más de 20 años con tipos bajos), toca reinventarse.

Fuente: Rankia

Esta situación motiva un cambio de escenario, donde todo aquel que se vea influenciado por estos tipos debe reaccionar. Los bancos han visto reducir sus márgenes financieros a cifras impensables, lo que les obliga a tratar de modificar sus patrones de negocio, posicionándose en sectores como la comercialización de seguros o productos de desintermediación.

Ocupándonos en esta ocasión del ahorrador de a pie, la situación de la banca merece un artículo aparte, hemos de considerar las opciones que tiene. En el artículo anterior comentaba la inversión en sostenibilidad acogida a fondos de inversión, teniendo gran aceptación en el mercado. Hoy vengo a ofrecer otra posibilidad, no sin riesgo, de recibir un jugoso dividendo.

Las grandes empresas del IBEX 35 tienen en su mayoría un gancho ineludible, el pago de un dividendo en algunos casos con una rentabilidad que puede hacernos valorar su posibilidad. A tener en cuenta claro está que estas empresas cotizan en bolsa y como tal no están ajenas a fluctuaciones varias.

Por ello, valorando muy bien donde posicionarse, la situación del mercado o sector de la empresa de turno puede ser una buena opción diversificar nuestra cartera de valores en espera de recibir un buen dividendo anual. Actualmente, con la bolsa española por debajo de los 9.000 puntos, puede ser un buen momento para vigilar la cotización de buenas empresas para entrar en alguna corrección. Dicho así suena fácil, pero claro deberemos ser cautelosos, porque hoy ya no sirve eso de que estando posicionados en un gran banco (los bancos tienen mucho que ver aún en la evolución del IBEX), o en una gran Eléctrica podremos estar tranquilos.

Dicho lo cual, a modo de resumen, considero interesante elaborar una cartera de valores con buena capitalización, fundamentales prometedores y en precio. Para sortear así el inmovilismo en los depósitos tradicionales que actualmente no dan ni para batir el IPC.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s